Luchamos por
Apoyado por
Un proyecto de:
Colaboran
El Problema
Durante los primeros 1.000 días de vida, desde la gestación hasta los dos años, se conforma gran parte de la arquitectura cerebral y de las capacidades de aprendizaje y lenguaje del niño y la niña. Sin embargo, diversos estudios indican que la pobreza, el vivir en un ambiente de desigualdad y otras experiencias adversas sostenidas a lo largo de un período de semanas, meses o años pueden producir estrés tóxico afectando el desarrollo del cerebro en esta etapa. Esto tiene consecuencias negativas a largo plazo: estudiantes de sectores vulnerables:
1. Tienen una mayor probabilidad de obtener rendimientos más bajos en la escuela.
2. Menor puntaje en pruebas estandarizadas.
3. Oportunidades laborales más limitadas y salarios más bajos.
Tanto el estrés tóxico como la falta de estimulación temprana del lenguaje, afectan seriamente el desarrollo de conexiones cerebrales robustas, desencadenando un déficit en la capacidad lingüística, problemas de conducta, aprendizaje y atención a lo largo de la vida.
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono Vimeo